Durante años, las motocicletas fueron consideradas como un medio de transporte exclusivo para hombres. Por fortuna, las mujeres han tomado el poderío que merecen, derribando miles de mitos de la vida cotidiana, entre ellos, el de las mujeres en el motociclismo.

Ahora, muchas mujeres dejaron el asiento trasero, para tomar el manillar y rodar por las calles, ya sea como hobbie, transporte o como herramienta de trabajo. Estudios demuestran que cada año, son más las mujeres en el mundo que adoptan al motociclismo como estilo de vida, por su practicidad, libertad e independencia que éste ofrece. Son millones las que se han unido a la comunidad, casi a la par de los hombres motociclistas. 

Astrid Madrigal y Ana Carrasco son dignos ejemplos, la mexicana es una deportista que se ha destacado por sus múltiples éxitos, tanto en categorías femeniles, como mixtas; en 2018, con Italika Racing, conquistó la Women’s World Cup, además de la Superbike 1000, la  mayor competición del Campeonato Nacional de Velocidad.

Mientras que la española hizo su aparición en el Mundial de Moto3, en 2013,  donde se convirtió en la mujer más joven en participar en un Mundial de Motociclismo, para después destacar en las Superbikes, con una victoria en el Gran Premio de Portugal. 

Un par de competidoras que han sabido hacerse de un espacio dentro de una disciplina dominada por hombres, siendo la inspiración de muchas chicas e impulsando el motociclismo femenil. 

Sin embargo, pese a grandes contribuciones como las de Ana y Astrid, aún predominan algunos mitos sobre las mujeres y las motos, entre ellos que no son capaces de manejar motocicletas de gran cilindrada. Y si bien, encuestas arrojan que el 60% prefiere motores menores a 125 cc, el 40% conduce modelos de 250 cc, o más. 

Lo cual en automático descarta otra creencia sobre que las mujeres no controlan motos grandes y/o pesadas. Pues, pese a que las marcas crean sus modelos basándose en la complexión física masculina, cualquier chica es capaz de controlar un gran chasis a la perfección, sin importar su peso o estatura. Por ello estudios de 2019, mostraron que en muchos países de Latinoamérica y Europa, las mujeres tienen una mayor cultura a la hora de salir a rodar.

Recuerda que para formar parte de la gran comunidad biker, no importa tu género. Solo necesitas pasión por los motores, siguenos en nuestras redes sociales, porque juntos. Sabemos de Motos.

0 Shares:
Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

You May Also Like
Ser un biker
Read More

Ser un biker.

Te daremos un tip: No requieres una motocicleta excepcional, ¡sino otro tipo de cualidades! Conoce cuáles son las indispensables de ser un biker.