Hijo de Graziano Rossi, ganador de tres Grandes Premios de motociclismo en modelos de 250 cc, Valentino nació un 16 de febrero de 1979 en Urbino, Italia. En medio de una familia amantes de la velocidad. 

Su primer contacto con las carreras se dio a los tres años, en el karting, debido a que Stefania, su madre, insistió en que primero condujera un kart antes que una motocicleta. Por lo que su padre lo reacondicionó, reemplazando un motor de 60 cc, por uno de 100 cc. Obtuvo el campeonato de karts de su región en 1990, y un año después comenzó a montar minimotos, con excelentes resultados en cada competición.  

Y aunque continuó corriendo en karts, con un quinto sitio en el campeonato nacional como su máximo logro, Debido al alto costo de ambas disciplinas, Graziano decidió que solo se enfocaría en las motos.

Valentino inició en la categoría de 125 cc  en 1996, proclamándose campeón un año después. El piloto más joven en la historia del motociclismo. Dio el salto a los 250 cc en el 98, y para 1999 ya había ganado su segundo título mundial, pasando a los 500 c.c. 

El 14 de octubre de 2001, completó la hazaña, al convertirse en el campeón del mundo más joven en conseguir los tres títulos: 125, 250 y 500 c.c.

“El talento de Valentino Rossi era nato, desde chico se veía que su conexión con la moto era natural”, cuentan sus entrenadores. 

Campeón del mundo de Moto GP en 2002 y 2003 con Honda. Para la siguiente campaña firmó con Yamaha y alzó su cuarto título consecutivo. Pero los éxitos no pararon, en 2005, a bordo de su Yamaha YZR M 1, logró su séptimo título mundial y el quinto de la categoría reina.

Las siguientes temporadas fueron complicadas, a causa de múltiples lesiones y problemas con su moto. Sin embargo, en 2008 ganó un nuevo título de Moto GP y el último en 2009,  donde además, luego de ganar la carrera de Indianápolis, superó el récord de Giacomo Agostini de 68 victorias en la máxima categoría.

“Cuando es difícil, el sabor de ganar es muchísimo mejor. Diría que adictivo”, confesó “El Doctor”, sobrenombre que ganó, debido  a su fama y capacidad para descubrir y resolver problemas en sus motos. 

En 2015 sufrió uno de los episodios más difíciles de su carrera. En la penúltima carrera, en la lucha por el puesto, propinó una patada a Marc Márquez, provocando que perdiera el equilibrio y cayera. Rápidamente, pasó de ser un histórico campeón, que generaba admiración, a un terrible competidor, para muchos expertos y aficionados. 

Desde entonces no ha logrado volver a ganar títulos de forma constante. Aún así es uno de los mejores de la historia. Y el piloto con más podios (235) del Mundial de Motociclismo, además de ostentar el récord de mayor número de victorias (89), podios (199) y vueltas rápidas (76) en MotoGP. Comprobando que su mentalidad ganadora es su principal virtud: “Si crees que eres el mejor, no puedes mejorar, y yo siempre querré superarme”, sentencia Rossi.  

No te pierdas nuestros próximos artículos, donde te contaremos más historias de leyendas del motociclismo deportivo, porque juntos, Sabemos de Motos.


0 Shares:
Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

You May Also Like