Las motos son cada vez más utilizadas porque representan muchas ventajas para transportarse, ya que es un medio muy práctico, ágil, veloz y, por supuesto, emocionante, por lo que las motocicletas rápidamente se han convertido en un transporte predilecto. 

Y si tú o alguno de tus conocidos empieza o  está por empezar a usar una motocicleta, este artículo es el ideal ya que a continuación te mencionaremos 7 tips para comenzar a usar tu moto, y si ya tienes experiencia no está de más repasar estos puntos básicos.

1. Curso de conducción 

Contacta a un experto para que te enseñe a manejar, como en cualquier disciplina es mucho mejor y más sencillo aprender cuando lo haces de la mano de un buen maestro, así que bien puedes acercarte a un conocido o mejor aún tomar un curso con mentores certificados, en el mercado puedes encontrar algunos que incluso marcas ponen a disposición. 

2. Equipo de protección

Además de comprar tu nueva moto, ten en mente que necesitas adquirir equipo de protección para darle más seguridad a tus rutas, por ejemplo el equipo indispensable es: casco, guantes, chamarra y botas. Dependiendo del tipo de moto y de tu estilo de manejo puedes considerar un peto, protección de cuello, esqueleto, rodilleras, coderas, entre muchos otros.

3. Elige tus rutas

Para ser un motociclista experto primero debes de ir ganando experiencia a través del tiempo, o mejor dicho al pasar de los kilómetros, por esto es importante que te informes de las rutas que vayas a tomar, ya que algunos caminos son más fáciles de recorrer que otros. Puedes preguntar en grupos motociclistas (como el nuestro) para que nosotros o más pilotos te demos nuestros consejos y recomendaciones.

4. Utiliza tus sentidos

No importa si eres principiante o experto, siempre debes poner toda tu atención en el camino y usar tus cinco sentidos, porque el camino no solo se trata de verlo, si no también de involucrar todos tus sentidos, puedes preguntar sobre ¿cómo sabes que va a llover? Seguramente muchos te dirán cosas como: se siente en la piel o incluso que saboreas el viento. 

5. Hazte visible

Utiliza todas las luces para permitir que todos te noten, y ten en mente los puntos ciegos, esto es algo que tienes  que tendrás que hacer siempre, pero es muy importante que lo hagas desde el comienzo para que se convierta en una práctica común.

6. Servicio y mantenimiento

Recuerda darle mantenimiento a tu motocicleta para asegurar su óptimo desempeño, además de esta manera prolongas su tiempo de vida. Revisa la tabla de servicios de acuerdo a la marca y modelo de tu motocicleta. 

Además deberás dar mantenimiento adecuado a tu cadena, lubrícala una vez a la semana, y ajústala, con esto tendrás buen desempeño y le darás más tiempo de vida. También revisa su nivel de aceite, frenos, llantas, y todos sus componentes.

7. Encuentra tu grupo

En cuanto tienes una motocicleta automáticamente entras a esta gran hermandad que conformamos todos los que somos amantes de las motos,  por esto muy fácilmente podrás encontrar un motoclub en el que te puedas unir para salir a rodar, o bien puedes encontrar muchas opciones para disfrutar tu pasión por las motos, puedes ir a lugares recurrentes de motociclistas, o incluso participar en los eventos que algunas marcas organizan, en las que la convocatoria se vuelve muy grande, y seguro te vas a divertir enormemente.

Recuerda tener paciencia para comenzar a usar tu moto, tómalo con tranquilidad, verás que aprender a hacerlo es muy sencillo, y pronto irás obteniendo más experiencia. 

También te invitamos a permanecer atento de nuestras publicaciones, prometemos estar actualizando siempre, y darte todas las novedades, además de tips, noticias, eventos y muchas cosas más. 

Cuéntanos ¿qué te parecen estos consejos para comenzar a usar tu moto?

0 Shares:
Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

You May Also Like
Cómo lavar tu moto en casa
Read More

Cómo lavar tu moto en casa

Una moto limpia habla bien de su dueño. Aunque pareciera un trabajo fácil, el no lavarla con los productos adecuados y con la debida atención, puede estropear sus partes o la pintura.